domingo, 15 de mayo de 2011

Memoria de actividades; Acto de entrega de Becas y clausura de curso del Buen Aire, 2010-11.

Como todo acto de clausura de curso el de este año dió comienzo con la lectura de la memoria de actividades por parte de nuestra decana, Genoveva Chasco Cuesta:


El curso 2010/2011 para el  Colegio Mayor Sta. Mª del Buen Aire ha sido una etapa  de transición, que comenzó, como todo gran cambio inesperado,  con impotencia,  incertidumbre, incluso miedo  a no poder volver a estar en este Mayor. Este sentimiento desapareció cuando nos comunicaron que la Universidad de Sevilla había decidido mantenerlo abierto, pero con un gran cambio en el mismo: ya no se hablaría de “las niñas del Buen Aire”  puesto que  a partir de ahora sería mixto.
En julio del curso pasado regresamos a nuestras casas con la tranquilidad de que volveríamos a vivir aquí, pero… ¿cómo sería el nuevo equipo? ¿Seguiríamos siendo en la práctica un Colegio Mayor? ¿Seríamos capaces de seguir transmitiendo el verdadero espíritu colegial?
Llego septiembre, nuestra ilusión por volver a cruzar el arco de un Buen Aire restaurado era desbordante, pero como todas las cosas buenas, la vuelta se hizo esperar. Las obras se prolongaron, todo debía estar perfecto para nuestra vuelta.  Nuestro comienzo de curso se desarrollaría en otro lugar: la  Residencia Universitaria Armendáriz.
Llegamos  con la idea de que podía ser una experiencia interesante y constructiva.  Nos encontramos con una Residencia que nos abrió sus puertas queriéndonos hacer sentir como en casa, su equipo se volcó en nosotras, intentando que nuestra estancia fuese lo mejor posible, algo de lo que estamos realmente agradecidas. No obstante nos sentíamos como extranjeros, las costumbres eran distintas y ya había grupos de amigos formados con la complicidad de años anteriores por lo que la integración no llegó a ser del todo homogénea. Extrañábamos nuestras habitaciones, salas de estudio, nuestro parque, la amplitud de cada una de las partes del colegio así como las relaciones y convivencias con los demás Colegios Mayores.  Aún así, el hecho de pasar tres meses en una residencia nueva nos sirvió para unirnos más, no porque lo demás no fuera bueno, sino por la calidez que te proporciona el relacionarte con gente que comparte tu forma de vida y es capaz de corresponder al sentimiento de compañerismo que existe en un colegio mayor. Nuestra experiencia puede asemejarse  al especial vínculo que se forma entre personas de la misma nacionalidad que coinciden en un país extranjero.
 Aún fuera de nuestra casa nuestro espíritu colegial seguía vivo, y buena muestra de ello es el empeño de la comisión de medios en la elaboración del blog, el diseño de las camisetas y sudaderas del Mayor, los entrenamientos allí donde podíamos, la cena de Navidad que celebramos todos juntos  y sobre todo haber  sabido transmitir el espíritu colegial a los novatos que no nos abandonaron y que hoy nos acompañan en esta aventura.

La diferencia entre un  Colegio Mayor y una Residencia Universitaria es algo que se sabe que existe pero que puede resultar difícil de explicar  si no se vive y los colegiales del Buen Aire lo hemos aprendido muy bien. Hemos sido más colegio y más mayores que nunca.
El anhelo de todo niño ante la llegada de la Navidad es la visita de los Reyes Magos. Este año seriamos como ellos, nuestro regalo de sus Majestades de Oriente sería que el 9 de enero dormiríamos en nuestro querido Buen Aire.

El amigo invisible nos acompañaría en esta vuelta al cole con las típicas pruebas que nos retan a ganarnos nuestro regalo y tomárnoslo como un empujón para sumergirnos en los exámenes.
Teniendo ya más tiempo libre, afínales de febrero algunos colegiales organizaron un viaje a Sierra Nevada donde algunas fotos demuestran las dotes acróbatas de los mismos.
-Este año los colegiales del Buen Aire a pesar de todos los contratiempos que iban surgiendo formamos un equipo de vóley con el que hemos disfrutado de los entrenamientos y  participado en la copa Sadus. Nos llevamos una positiva impresión d esta experiencia y volveremos a llevarla a cabo en años venideros.
-Este año las jornadas deportivas de Sto. Tomás tuvieron lugar en el Hernando Colón. Sus colegiales se volcaron en que todos pasásemos un día agradable practicando diferentes deportes y fomentando la vida colegial quedando El Buen Aire en este día subcampeón de vóley y de baloncesto femenino.
-La Paella, la gran fiesta del Colegio, este año tuvo lugar en un ambiente primaveral. No sabíamos cuál sería el resultado pero el empeño, ilusión, organización y trabajo  no nos faltó. Su celebración en el parque con 250 personas superaron las expectativas.

-Cruz de mayo……una vez más los colegiales demostraron sus dotes interpretativas y su desbordante sentido del humor realizando un teatro donde imitaron a nuestras becarias y finalista de este año. Quedo claro que si fracasan en sus estudios bien podrían montar una compañía de teatro.
Y llegamos al día de hoy:
Becadas, hace tres años que llegasteis a este Mayor y ya sois parte de su Historia.
 Hoy, ya sí, se os entrega por lo que tanto luchasteis y revindicasteis  en vuestro segundo año cuando creíais que el Buen Aire cerraría sus puertas: la beca colegial. Sois una promoción que con seguridad sabrá valorar el verdadero  significado de llevar  esa insignia en los hombros.
Seréis recordadas como la promoción que descubrió el origen del kiwi, aquella tan políticamente correcta,  la que nos transmite lo difícil que es ser uno mismo…
Ángela, eres la única finalista, tu vida universitaria y el paso por este Colegio llega a su fin. Tu paciencia y dulzura no tienen límite, prueba de ello es que has aguantado 4 años rodeada de malos oídos y cantos atronadores sin alterarte ni un mínimo. Comienza una etapa nueva en tu vida donde la ilusión y la alegría deben ir siempre en la maleta de tus impresionantes viajes.
Y por último, en nombre de todos los colegiales del Mayor Sta. Mª del Buen Aire, desearle lo mejor y mucha suerte a Doña Emilia Navas y  a todo su equipo, en la no fácil tarea de llevar un Colegio Mayor, así como darle las gracias por toda su dedicación, empeño y la valentía de haberse puesto al  frente de este Colegio  devolviéndonos nuestros hogar en Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada